Una de las protecciones básicas y de suma importancia para ingresar a la EPA son las batas antiestáticas, este tipo de prendas son fabricadas con tela conductiva que nos permite el flujo o drenado de cargas electrostáticas generadas con el movimiento del cuerpo.
Este tipo de tela la podemos diferenciar fácilmente, ya que cuenta con un entramado cuadricular o lineal hecho con hilos conductivos, que es el encargado de aportar en gran medida la propiedad de conductividad a la tela.

El funcionamiento básico de la bata antiestática es ser una jaula de Faraday, esto quiere decir que, no permite que cargas externas ingresen hacia el personal operador y viceversa, que las cargas generadas por los operadores no afecten a los equipos que se manipulen en la línea de producción. Es por eso la importancia de que la bata siempre se mantenga en buen estado físico (sin rasgaduras, quemaduras).

Así mismo, la bata cumple con una segunda función: el drenado de las cargas que se generan. Es por este motivo la importancia de saber colocar o usar una bata antiestática. 

Las batas siempre deben ir cerradas dentro de la EPA, y bien ajustadas a la muñeca para tener un buen contacto entre nuestra piel y los hilos conductivos, para que estos realicen la función de drenar las cargas generadas. El mantener la bata cerrada es para seguir manteniendo en un estado óptimo la jaula de Faraday que nos evita recibir o expulsar cargas generadas.

×